Plano a detalle de una pieza de lámina galvanizada

Lámina galvanizada: Conoce sus características y usos

Definición

La lámina galvanizada es una lámina de acero que cuenta con un proceso de galvanizado basado en un recubrimiento de una capa de zinc mediante inmersión en caliente, lo cual protege al metal de la oxidación y el deterioro que se genera por la presencia de factores externos como el aire, el agua, la humedad y la contaminación. Al poner una barrera para cubrir el acero, el galvanizado es capaz de generar mayor resistencia con respecto a las fuerzas destructivas que puedan actuar contra el material, prolongando su vida útil.

Lámina Galvanizada

Plano a detalle de lámina galvanizada lisa

Tipos de lámina galvanizada

Para empezar, la lámina galvanizada posee diferentes tipos de presentaciones, por lo cual también variarán las medidas y calibres con las que se puedan encontrar. Esto permite una gran flexibilidad al momento de la elección del material que se necesite de acuerdo al plan de construcción. 

Lámina galvanizada lisa

La lámina lisa no presenta modificaciones en su estructura y se corta en forma rectangular para ofrecer una mejor presentación. Por su longitud, es un material estable y resistente y se puede tensar con el manejo adecuado. También, es flexible y económico para trabajar. Este tipo de presentación es muy versátil y permite su uso en varias piezas de construcción por no tener textura.

 

Lámina galvanizada acanalada

Por su parte, las láminas acanaladas son hojas fabricadas con varios tipos de materiales, a los cuales se le cambia su forma mediante un proceso de laminado en el cual pasan a través de un tren de laminación donde un grupo de rodillos moldean la hoja, dándole el diseño acanalado determinado desde antes. 

Asimismo, puede ser presentada como perfiles ondulados, rectangulares o rolados. La lámina galvanizada acanalada presenta, además, el acabado galvanizado ofreciendo mayor resistencia a la corrosión gracias a la capa de zinc. 

Lámina galvanizada en rollo

El rollo de acero es una lámina enrollada, lo cual permite tener un producto con una longitud grande ocupando un espacio pequeño, facilitando su transporte y almacenamiento.

Existen dos presentaciones principales de este material, que son el rollo de acero de 3 pies y el de 4 pies. Están fabricados mediante un laminado en caliente y en frío con el que se reduce su espesor para conseguir el calibre adecuado y pueda enrollarse. Además, Es un tipo de lámina lisa sin cortes y se usa en las medidas deseadas.

Existe un subtipo de rollo, la cinta de acero galvanizada, que es más delgado y útil para proyectos donde se necesita menor anchura como la construcción de muebles, entrepisos, conductos, soportes, embalajes, entre otras cosas.

¿Cuánto mide la lámina galvanizada?

Las medidas y calibres de la lámina galvanizada están determinadas por la presentación del producto, es decir, si es lisa, acanalada o en rollo. Todos estos materiales cuentan con el acabado galvanizado, produciendo mayor resistencia en las hojas de acero y brindando una mayor protección contra ataques corrosivos, evitando el proceso de oxidación.

En cuanto a los calibres, pueden abarcar el calibre 26, 28, 30, entre otros. Seguidamente se detallan los mismos dependiendo del tipo de presentación de lámina galvanizada y sus medidas.

  • R-72: calibre: 22, 24, 26, 28, 30, 32, poder cubriente: (cm) : 72, peralte (mm): 25, presentación: Z, ZA, P.
  • R-101: calibre: 20*, 22, 24, 26, 28, 30*, poder cubriente (cm): 100.8, peralte (mm): 25, presentación: Z, ZA, P.
  • RN-100/35: calibre: 22, 24, 26, poder cubriente (cm): 100, peralte (mm): 35, presentación: Z, ZA, P.
  • 0-100: calibre: 22, 24, 26, 28, poder cubriente (cm): 103.2 muros y 95 cubiertas, peralte (mm): 19, presentación: Z, ZA, P.
  • O-725: calibre: 26, 28, 30, poder cubriente (cm): 71.5, peralte (mm): 19, presentación: Z, ZA, P.
  • O-30: calibre: 28, 32, poder cubriente (cm): 77.8, peralte (mm): 15, presentación: Z, ZA, ZC OK
  • RD-91.5: calibre: 18, 20, 22, 24, poder cubriente (cm): 91.5, peralte (mm): 38, presentación: Z, ZA, P.
composicion del acero
componentes acero

¿Cómo se pinta una lámina galvanizada?

Las láminas galvanizadas tienen poca adhesión en la primera capa de pintura debido a su superficie lisa y a la presencia de impurezas en la superficie del zinc. Por eso, es necesario que se realice una segunda mano de pintura para lograr un mejor resultado. 

Es importante saber que, la pintura, no solo permite decorar, también protege el galvanizado. La duración del galvanizado pintado es superior, alargando la vida útil del material en comparación con una lámina galvanizada no pintada, ya que protege al acero de la intemperie y diversos óxidos del entorno.  

El proceso de pintado de una superficie galvanizada es el siguiente:

  • Preparación de la superficie: primero se debe lijar el galvanizado con el objetivo de atacar la capa de pasivación y los óxidos e hidróxidos sueltos. En segundo lugar, se debe lograr una superficie áspera. Luego, se limpia la superficie para eliminar cualquier resto de grasa, polvo o calamina. 
  • Imprimación: aplicar la imprimación elegida para preparar el material y dejar secar durante 48 horas.
  • Acabado: el acabado puede realizarse con diversos productos, aplicando una o dos manos a brocha, rodillo o pistola.

¿Cómo se limpia la lámina galvanizada?

Hay muchos factores que determinan la necesidad de realizar una limpieza en la lámina galvanizada o aceros galvanizados. Puede ser por suciedad, polvo, barro, manchas de humedad o pintura. Existen también diversas formas de limpieza. Se puede utilizar un trapo húmedo para eliminar la suciedad y las manchas en el acero galvanizado. Darle mantenimiento regular facilita la limpieza en el futuro.

Otra forma, es frotar el acero con detergente y un cepillo de nylon o plástico, ya que con otros puede interactuar con el material y alterar su color. Además, Lavar el producto con soluciones abrasivas en exceso reduce el ciclo de vida del acero y desgasta la capa de zinc, por lo que hay que elegir detergentes que no contengan demasiados químicos.

También, se puede rociar el acero con agua a baja presión para áreas más grandes como techos o recubrimientos de un edificio. La lavadora a presión debe tener un motor de menos de 1450 libras-fuerza por pulgada cuadrada para no dañar el recubrimiento del material.

Otra forma de limpiar la lámina galvanizada es con cera, pero antes hay que pasar agua y jabón para retirar la suciedad y el polvo. Luego, se aplica la cera en pasta sobre un paño y se distribuye sobre la superficie, de preferencia con movimientos circulares de arriba a abajo y de izquierda a derecha. Dejar secar por una hora y posteriormente con otro paño realizar varias pasadas hasta eliminar el exceso de cera. 

Si la lámina estuvo almacenada por algún tiempo y posee manchas de humedad y suciedad difíciles de retirar, se puede mezclar amoníaco o solución de óxido de calcio, vinagre o disolvente para óxido, con 10 partes de agua y limpiar la zona con un cepillo de nylon o plástico para no dañar el material.

¿Qué diferencia hay entre lámina galvanizada y lámina zintro alum?

La lámina zintro alum y la lámina galvanizada pueden ser similares, pero, en realidad, presentan algunas diferencias. El producto galvanizado pasa por un proceso en frío o caliente, en el cual se funde el zinc junto con el metal, logrando adherirse al material para proteger al acero del deterioro propio de la corrosión u oxidación. La diferencia es que el galvanizado en caliente deja al producto con un aspecto más brillante, y en frío, queda más áspero.

Por otro lado, a la zintro alum, además del zinc, añade a su proceso de aleación aluminio. Este elemento químico la vuelve más resistente ante la humedad o proyectos que impliquen agua. Por lo que se recomienda para ambientes que puedan tener una mayor exposición a estas condiciones, como pueden ser los entornos marítimos, industriales, entre otros. También, proporciona resistencia a la corrosión en altas temperaturas, destacando su alta reflectividad térmica que evita que se caliente o enfríe demasiado.

Usos de la lámina galvanizada

La lámina galvanizada es muy útil en una amplia variedad de construcciones industriales, agrícolas o incluso caseras. En el caso de las lisas, permite su uso en varias piezas de construcción por no tener textura. Se usa principalmente en  muros, techos, canalones, caballetes o cubiertas.

Asimismo, la que es en rollo puede utilizarse como manufactura de productos de línea blanca y electrodomésticos, sistemas de aire acondicionado o ventilación e incluso en accesorios y piezas automotrices. 

Por otro lado, La cinta de acero galvanizado, es útil para proyectos donde se necesite menor anchura como hacer muebles, entrepisos, conductos, soportes, embalajes, entre otras cosas.

Por último, la lámina galvanizada acanalada es utilizada principalmente como techo en lugares como almacenes, bodegas industriales, centros comerciales, casetas, espacios recreativos o en usos residenciales como cocheras, patios, tejabanes y estacionamientos.

¿Qué te pareció esta información? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Para seguir investigando acerca de los productos de acero, sus acabados y usos, ¡Continúa leyendo en Aceropedia!

Lámina galvanizada
Lámina galvanizada

Vease también

Lámina kr-18: Especificaciones y usos que tienes que conocer

Si necesitas información sobre la lámina kr-18, este artículo es para ti. Descubre sus especificaciones y usos. ¡Empieza a informarte!

¿Qué es la tubería industrial? Conoce los tipos y usos

La tubería industrial es un material indispensable en la construcción. Conoce qué es, los tipos y usos en Aceropedia. ¡Accede ahora!

Galvateja: Lámina para techos residenciales con apariencia de teja

Descubre la lámina galvateja utilizada en techados residenciales, mira las características de esta lámina acanalada. ¡Ingresa ya!

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.