Guardacabo

Guardacabo

Definición

El guardacabo es un accesorio con forma ovalada o de huevo que se utiliza en estrobos o uniones para adaptar el cable de acero de las retenidas a un radio de curvatura que minimice y distribuya  eficientemente los esfuerzos, con esto impide la ruptura de los hilos del cable. Este material cuenta con un diseño que le permite prolongar la vida útil del ojo de los cables de acero, dado que previene la deformación.

Guardacabo

Guardacabo con cable

Especificaciones

El guardacabo se fábrica con acero de bajo carbono estampado en frío, bajo la norma ASTM A570 y ASTM A-153 el cual además dispone de un acabado galvanizado por inmersión en caliente que se encarga de brindarle una protección al material contra ambientes corrosivos.

El guardacabo para cables de acero de igual forma cumple con los requisitos de la especificación federal FF-T-276B. En tanto, un  dedal estándar está específicamente diseñado para aplicaciones en condiciones de cargas pesadas.

Cabe mencionar que el guardacabo se puede fabricar en acero inoxidable el cual se recomienda para ambientes más corrosivos donde se requiere de mayor protección.

El guardacabo es un material de Acero SAE 1020  de 1.5 o 3 mm de espesor.

Las medidas de los guardacabos se encuentran en el mercado desde 1/8″ a 1″. Este producto cuenta con un diámetro de cable recomendado de  3/16″

Guardacabo de acero

Propiedades

El guardacabo cuenta con un diseño ovalado que facilita el amarre de la carga.

El guardacabo conforma un accesorio relevante que no permite que la gaza del remate se cierre a un radio de curvatura pronunciado.  Asimismo, este material se recomienda en instalaciones de cable ADSS dado a que hace posible que la gaza no se cierre pronunciadamente y que destruya el cable.

De igual forma, otras de las propiedades del guardacabo es que es un producto fácil de instalar, así como también es resistente y ligero. Dispone de una alta resistencia a la tensión. 

El guardacabo es considerado como un accesorio de posicionamiento y no está diseñado para rotar bajo carga. De igual forma, este accesorio protege contra el desgaste y deformación del cable, por tanto prolonga su vida útil cuando se utiliza el doblez adecuado a las terminales del ojo. 

Debido a su tratamiento superficial, el dedal para cables de acero galvanizado aporta una larga vida útil.

El guardacabo debe contar con una revisión periódica puesto que es un producto que puede presentar un desgaste, a causa de un mal uso o sobrecargas que producen las deformaciones o alteraciones de la estructura del acero.

Las dimensiones de los guardacabos se tienen que adaptar adecuadamente al cable. El tamaño nominal es el diámetro del cable de acero utilizado. Para cable de tamaños intermedios, se debe utilizar un guardacabo de un tamaño superior.

Usos y aplicaciones

El guardacabo como un elemento para carga e izaje, es funcional para adaptar, apoyar, guiar y proteger a los cables a un radio de curvatura en el que haya una buena transmisión de los esfuerzos para evitar la ruptura de los hilos del preformado. Se utiliza como protectores de las gazas de las eslinga. 

Se recomienda utilizar el guardacabo para aplicaciones y condiciones de corrosión media y cargas pesadas, este accesorio se dispone para proteger la integridad de los cables en la sujeción de anclajes, estachas o cabos sintéticos.

Vease también

Brocas

Las brocas son materiales perfectos para la construcción y la renovación de espacios, por lo que su uso es indispensable en todo proyecto ¡Entra y lee más!

Yarda galvanizada calibre 26

Definición La yarda galvanizada de acero calibre 26 es uno de los elementos con mejor desempeño en labores relacionadas con la conducción de

Yarda galvanizada calibre 30

Definición La yarda galvanizada calibre 30 es un tipo de elemento que tiene una forma redondeada, que, al estar hecho de una hoja

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.